foto by Nlr4

11 diciembre 2006

Agujetas de color blanco

Por fin ha llegado. Por fin está en el salón de mi casa la flamante Wii. Ha sido difícil. Ha sido duro. Pero ha merecido la pena.

Para empezar, me gustaría criticar muy ferozmente a todos aquellos comercios que pusieron a la venta la consola dos días antes de su lanzamiento. Me parece de muy poca vergüenza que sitios como Media Markt o El Corte Inglés, pasen totalmente de las normas y pongan a la consola a la venta cuando les viene en gana. Este hecho ha producido que haya sido realmente difícil conseguir una consola el día de su lanzamiento. Puedo llegar a entender que en lugares donde se admitían reservas, como en los Centro Mail, se repartan según lleguen las consolas, pero es intolerable que se pongan en las estanterías de las grandes superficies sin previo aviso.

Yo la había reservado en una tienda Juguetos, y me la entregaron el día que les llegó a ellos (el 7). Pero solo les llegaron consolas, ni juegos, ni mandos, ni nada de nada. Así que, cuando salí de trabajar, rápidamente me fui a los sitios que sabía que se había puesto a la venta ese mismo día. En las tiendas especializadas no quedaba nada de nada, apenas un par de Zeldas, bastantes Call of Duty y algún que otro Tony Hawk... Pero ni rastro del segundo mando ni del Red Steel, que eran el objeto de mi búsqueda.

Finalmente esperé al sábado, el día oficial de salida de la consola. Me dirigí a las 9 de la mañana al Carrefour de mi ciudad. En la puerta del almacén de electrónica se amontonaban personas esperando que sacaran una a una las pocas (poquisimas) consolas que tenían. No se exactamente el número que pusieron a la venta, pero apenas habían 40 personas (imagino que en busca de unas 20 consolas, ya que iban padres con hijos y parejas de amigos) y más de la mitad se volvió indignada por no haber podido conseguir nada de nada. En el Carrefour sí que pude hacerme con un mando y el Wii Play.

Por la tarde, me acerqué al Media Makt, y allí encontré que tenían montones de juegos, Raymans, Carbonos, Trucks... hasta algún que otro Red Steel, que por fin, cayó en mis manos.

O sea, toda una odisea. Para mi con final feliz, pero para muchísima gente no tanto. Vale que no pueda conseguir la consola porque el que está delante en la cola se haya levantado antes, pero que no la puedas conseguir porque a una empresa se sale de los huevos saltarse a la torera la fecha de lanzamiento de un producto, me parece intolerable.

Pero bueno, en cuento a la consola, una maravilla. Sencilla de instalar. Sorprendentemente sencilla de utilizar con el mando. El Wii Sports, muy divertido, sobretodo para jugar con más gente. El Wii Play bastante cutrecillo. Al Zelda no le he podido meter mano aún. Y el Red Steel no me deja tan mal sabor de boca como he leído por ahí. Es cierto que tiene unos gráficos bastante normalitos para lo que cabría esperar, pero son más que correctos teniendo en cuenta que lo importante es la experiencia de juego, más que los gráficos.

Ahora solo me falta hacerme con el segundo nunchaku, que es lo que no he podido conseguir en todo mi periplo de este puente y ya tendré todo lo que me propuse en su día. Y a jugaaaaaaarrr....

1 comentario:

MdeMoUcH dijo...

Yeah!
Yo conseguí hacerme con mi Wii el día 5, pero hubo mucha tensión, la reserve en 3 ó 4 sitios y al final la pillé en otro.
Es un consolón, tengo el wSports, el wPlay, el CoD3 y el RS. Estoy encantadísimo, en cuanto acabe con el RS me pillo el Zelda, hehehe. :D

Un saludete.